Follow by Email

lunes, 6 de junio de 2011

SUCESOS y NOTICIAS aparecidas en el periódico "DIARIO DE NAVARRA" relativas al entorno, Página 3

ROBOS DE TALLAS EN ERMITAS
El sábado, 4 de marzo de 1996, un reportaje de M.P.A. en la página 37, decía en titulares: Roban dos tallas de sendas ermitas de Sorlada y Artavia. Se trata de la Virgen de la Guarda de Sorlada y de la imagen de San Blas en Artavia. “ La Virgen de la Guarda, de la ermita de Nuestra Señora de la Guarda de Sorlada, y la imagen de San Blas, de la ermita del mismo nombre de Artavia, han sido robadas recientemente, según han descubierto en los últimos días los vecinos de ambas localidades. Por otra parte, la puerta de la ermita de Santa Bárbara de Abárzuza también ha sido forzada aunque no se ha echado nada en falta en su interior. El robo de Artavia fue descubierto por unos paseantes el sábado 2 de marzo y denunciado a la Guardia Civil que investiga los hechos. La ermita de San Blas es un edificio moderno alejado del pueblo y situado junto a la carretera que enlaza con Zudaire. La talla robada, una imagen moderna policromada en escayola, se encontraba en un retablo de estilo neogótico y, según los vecinos del pueblo, tenía un importante valor afectivo para la localidad. Los autores del robo penetraron en el interior forzando la cerradura”.


NUEVO INTENTO EN BUSCA DE GAS
El miércoles, 4 de junio de 1997, la página 47, en uno de sus apartados, informaba en titulares: Nuevo intento para buscar gas a orillas del río Urederra. El paraje de Inzura, en el término de Artavia, fue objeto de prospecciones hace tres años. “El concejo de Artavia, perteneciente al Ayuntamiento del Valle de Allín, ha recibido una petición de licencia para realizar una nueva prospección en busca de gas en el paraje de Inzura, a orillas del río Urederra. La zona, la misma en la que se realizaron sondeos hace tres años, durante el verano de 1994, podría ser el escenario de una actuación similar encaminada a la explotación de gas metano y acoger una vez más la maquinaria de alta tecnología necesaria para llevarla a cabo. José Ignacio Enciso, presidente de este pequeño concejo de 113 habitantes, explicaba ayer que representantes de la compañía Prospección y Desarrollo de Hidrocarburos Españoles, S.A. se habían puesto en contacto con él hace unos diez días para manifestarle su interés de actuar en la zona este mismo verano. Enciso apuntó que tanto el concejo como los propietarios de los terrenos afectados, que ocupan una extensión de 6.000 metros cuadrados, se muestran de acuerdo con el proyecto. El presidente del concejo aseguró, sin embargo, que las licencias se encuentran en este momento suspendidas debido a que se está tramitando el plan urbanístico del Valle de Allín. “Por nuestra parte no hay ningún problema y los propietarios también han dado el visto bueno para permitir la entrada de maquinaria. Si se soluciona el obstáculo de las licencias, podrían empezar los sondeos este mismo verano”, señalaba. De esta forma, la prospección se acometería tres años después de la llevada a cabo por la compañía escocesa Teredo Oilsd Limited. Los trabajos para buscar una bolsa de gas metano descendieron a hasta 3.200 metros de profundidad”.

ARTAVIA VENCEDORA DEL CONCURSO DE EMBELLECIMIENTOS DE PUEBLOS.El sábado, 28 de Octubre de 2000, en su página 37 de la sección Tierra Estella, se incluía un reportaje de Myriam Munáriz, que en titulares decía: Torralba y Artavia invertirán tres mil euros en engalanar sus cascos urbanos. Ambas localidades fueron las ganadoras del segundo concurso de embellecimiento. El Consorcio Turístico de de Tierra Estella entregó ayer los máximos galardones del segundo concurso de embellecimiento de pueblos y 
edificios. Los ganadores fueron Torralba del Río, en la modalidad de Ayuntamientos o Concejos, y Carlos Urriza Oteiza, en proyectos particulares, por lo que recibirán 2.000 y 1.000 euros respectivamente. El jurado también hizo una mención especial para Artavia y destacó las labores de mejora estética en los municipios de Zúniga y Aras. La ceremonia de entrega de los premios se celebró durante la clausura de las cuartas jornadas de turismo rural. “… Esfuerzo común- El alcalde de Artavia, Eduardo Martinicorena Mortal, comentó que el premio era un reconocimiento al esfuerzo común de todo un pueblo. Y es que los habitantes de su localidad han realizado la mayor parte de un trabajo que les ha valido esta mención especial. Las labores consistieron en acondicionar como parque, con césped y merenderos, los alrededores del puente medieval

ACCIDENTE DE DAVID GANUZA “Chito
El viernes, 10 de agosto de 2001, en la página 25, se publicaba la noticia de un accidente con estos titulares: Muere un vecino de Urbiola al colisionar dos furgonetas. David Ganuza, de 31 años, falleció y una vecina de Ayegui resultó herida grave. “David Ganuza Murugarren, natural de Artabia (Allín) y vecino de Urbiola de 31 años, falleció en la mañana de ayer a consecuencia de las heridas que sufrió en un accidente de tráfico ocurrido en la carretera N-111 a la altura del municipio de Villamayor de Monjardín. En el siniestro se vio también involucrada otra furgoneta, que conducía Cristina Murugarren Soto, una vecina de Ayegui de 34 años, que resultó herida de gravedad. El suceso se produjo sobre las 7,30 horas, en el tramo de la vía que une Estella con Los Arcos, en el punto kilométrico 51,400. Según informó la Guardia Civil, el accidente consistió en la colisión frontal de dos furgonetas mixtas. David Ganuza, conducía una de ellas, una Ford Courier con la placa NA-5521-AG. En el otro vehículo afectado circulaba sola Cristina Murugarren, un modelo combi de la marca Volswagen, con matrícula NA-7681-BB. David Ganuza falleció en el acto, a consecuencia de la colisión, mientras que Cristina Murugarren quedó gravemente herida. Sufrió una fractura del fémur y diversos traumatismos. Al avisarse del accidente al centro de coordinación de emergencias SOS Navarra, éste movilizó una ambulancia medicalizada que trasladó a la herida al Hospital García Orcoyen. En el centro hospitalario comarcal de Estella fue operada de urgencia durante la mañana de ayer y posteriormente quedó ingresada. Regentaba un bar- David Ganuza se instaló en Urbiola hacía aproximadamente cinco años y regentaba desde entonces el bar El Mesón de esta localidad, según informaron varios vecinos del pueblo. Era soltero y habitaba la planta superior del edificio de este local de hostelería. Tenía varios familiares en Artavia, de donde es originaria su familia. Sus padres, David Ganuza y Julia Murugarren, nacieron en este municipio pero se trasladaron posteriormente a Barcelona, donde en la actualidad residen. Durante estos días los progenitores de David Ganuza se encontraban en la residencia familiar de Artavia, a la que habían llegado hacía pocos días, para disfrutar del periodo vacacional”.


ACCIDENTE DE MARÍA PUY

El miércoles, 14 de noviembre de 2001, la página 26, y escrito por Fernando P. Barber, daba cuenta en titulares del siguiente suceso: Muere ahogada una vecina de Artavia al caer son su coche al Urederra en Estella. Maria Puy Gil, de 47 años, era la mujer del alcalde de la localidad y tenía una hija. Una vecina de Artavia (Tierra Estella) de 47 años de edad, María Puy Gil Zudaire, falleció ayer ahogada tras caer al río Urederra el coche que conducía. Cuando los servicios de rescate fueron alertados, hacía ya un par de horas que estaba sumergida en el interior de su Citroën ZX. El accidente se produjo a las tres de la tarde en el kilometro 2,9 de la carretera NA-718 (Estella-Olazagutía) en una de las curvas que quedan debajo de las Peñas de San Fausto. Medio centenar de personas esperó en el lugar el rescate del cuerpo, entre ellas su marido, alcalde de Artavia. El matrimonio tenía una hija de 18 años. “Gil era empleada de la empresa textil Egatex de Ayegui. Su jornada terminaba a las dos y media de la tarde. Por causas que se desconocen, cuando regresaba a casa perdió el control de su vehículo, un Citroën ZX, con matrícula NA-7931-AI, al salir de una curva y se deslizó por un talud hasta el agua. Poco después de las tres, su esposo comenzó ya a echarla en falta “A veces se retrasaba un poquito porque paraba en algún supermercado a hacer la compra, pero me pareció algo raro que se retrasase tanto”, explicó el marido de la fallecida, Eduardo Martinicorena Mortal, de 48 años, en el mismo lugar del accidente. Lo primero que hizo fue llamar al trabajo. Nadie allí sabía nada. Gil Zudaire había acudido a la fábrica como cada mañana y había abandonado Ayegui al término de la jornada. A raíz de la llamada, dos de las compañeras con las que compartía turno se sumaron a la búsqueda que Martinicorena había emprendido. Mientras el esposo de la fallecida se dirigía a los supermercados de Estella, ellas fueron al hospital y al centro de salud. Uno y otras tuvieron después una corazonada. Tal vez Gil Zudaire había sufrido un accidente de regreso a su casa. Ambos se pusieron de camino hacia Artavia en busca de la fallecida. Se encontraron a tres kilómetros de Estella, en una peligrosa curva conocida por los habituales de la carretera a causa de los siniestros que allí se han registrado. Los restos de los focos posteriores de un vehículo indicaban que un coche se había deslizado hacia el cauce del río. Sobre las zarzas que cubren el talud se advertía también huellas de la rodada de un vehículo. Según explicó ayer una de las compañeras de la fallecida, María Ecai Lorz, era de día todavía y al aproximarse al Urederra comprobaron que el Citroën ZX rojo estaba bajo el agua. Los bomberos de Estella y la Policía Foral llegaron algunos minutos más tarde. A las cinco de la tarde todo el pueblo sabía que la esposa del presidente del concejo había caído al agua. Hasta el treinta vehículos llegaron a juntarse junto a la estrecha carretera sin arcén donde se produjo el accidente. Entre ellos estaban el del cuñado de la fallecida y el de su marido, que no abandonó el lugar hasta que fue retirado el cadáver. El equipo de buzos de Bomberos llegó poco después de las ocho de la tarde. Ni la lluvia ni el frío impidieron que medio centenar de personas aguardasen en el lugar del accidente a que la fallecida fuera retirada. Los buceadores hallaron el vehículo a tres o cuatro metros de la orilla izquierda. Estaba vuelto boca abajo, con la parte del chasis abollada, muy probablemente a causa del impacto. Gil no llegó siquiera a desabrocharse el cinturón. Según indicó ayer uno de los especialistas que participó en el rescate, cabe la posibilidad de que falleciese antes de ahogarse o que llegara al río ya inconsciente porque no había señales de forcejeo. El cadáver fue retirado cerca de las nueve de la noche, ante la atenta mirada de los familiares de la fallecida. De allí fue trasladado al Instituto Navarro de Medicina Legal de la capital navarra. Con la ayuda de una grúa se sacó el vehículo. Treinta años empleada en la empresa textil Egatex- María Puy Gil Zudaire, de 47 años, era natural de Artavia, una de las diez localidades del Valle de Allín y en la que actualmente viven 61 personas. Gil estaba casada con Eduardo Martinicorena Mortal, que fue elegido alcalde de la localidad hace dos años. María Puy Gil trabajaba desde hace unos treinta años, en una cadena de la empresa textil Egatex, situada en el polígono de Merkatondoa de Estella. Recientemente el grupo de trabajadoras al que pertenecía se trasladó a la empresa Confecciones Moncayo, ubicada en Ayegui, a dos kilómetros de Estella. Ayer regresaba de Ayegui en el momento del accidente. Su marido, Eduardo Martinicorena, posee una carpintería en Artavia junto a su hermano Jesús Mari. El matrimonio tiene una hija, Belén, de 18 años (cumplirá los 19 en diciembre), que estudia segundo curso de LADE en la Universidad Pública de Navarra. Vive en la residencia Luz Casanova de Pamplona. Eduardo Martinicorena pertenece a la Agrupación Artavia, igual que el resto de sus cuatro compañeros de corporación”.

PARADAS DEL AUTOBÚS ESCOLAR

El jueves, 26 de septiembre de 2002, la página 47, recogía un artículo de R.Aramendía y M.Sánchez, que titulaban: Un matrimonio de Artavia se enfrenta a Autobuses Urederra por una parada. La pareja pretende que el autobús escolar recoja a su hija delante de su casa. Una pareja de Artavia cuya hija de tres años acude por primera vez al colegio Remontival de Estella se ha visto inmersa en un conflicto con Autobuses Urederra, encargada del transporte escolar en esta zona. El matrimonio solicitó el cambio de parada de Artavia, situada en la plaza, a la zona de Las Cocheras, en la carretera a Zudaire. Sin embargo, la empresa no ha accedido a sus peticiones, puesto que considera que el lugar no reúne la seguridad suficiente. En los últimos días, los ánimos se han encrespado tanto que el padre ha denunciado al conductor y ha grabado en vídeo su comportamiento. “Los padres de la pequeña de tres años, Fernando Rodríguez, madrileño residente en Artavia desde hace más de un año, y Mari Fe Zudaire, de Artavia, se dirigieron al centro escolar en marzo para consultar si la parada oficial podía trasladarse hasta su casa en Las Cocheras, ya que su hija era la única niña del pueblo que la iba a utilizar. Para llegar hasta la actual parada hay que recorrer 1,5 kilometros a pie o tres en automóvil. “En ese momento nos dijeron que no había problema. Sin embargo, el primer día de clase el autobús llegó hasta aquí diciendo que nadie le había informado de un cambio de parada. Al día siguiente, nos aseguró que no iba a volver a subir porque no va a ir recogiendo niñas por la carretera”, explicó Fernando Rodríguez. Según relató la pareja, los días 9 y 10 de septiembre el autobús no llegó hasta Las Cocheras, por lo que a partir del día 11 decidieron llevar a su hija a la granja de Artavia, situada a un kilometro de su casa, donde el autobús hace una parada adicional para recoger a una niña ecuatoriana. “En los siguientes días observamos cómo pese a no querer venir hasta aquí para dejar a mi hija, el autobús llegaba hasta Las Cocheras para dejar a la cuidadora. Por ello, decidí grabarlo en vídeo el 23 de septiembre. Al día siguiente el chófer me increpó y amenazó delante de los niños”, relató Rodríguez. El padre presentó una denuncia ese mismo día ante la Guardia Civil contra el chófer, J.S. de Oteiza, por amenazas, insultos e intento de agresión, y se dirigió al centro para pedir que apartasen al conductor de esa ruta por motivos de seguridad personal. “También he grabado en vídeo las amenazas y el comportamiento del conductor”, aseguró Rodríguez en referencia al último encuentro, que tuvo lugar ayer. Agentes de la Policía Foral, a instancia del departamento de Educación, se personaron el pasado lunes en Las Cocheras para llevar a cabo el peritaje de la zona y determinar si un autobús puede maniobrar allí. “Nos dijeron que el espacio disponible es de unos 12 metros, suficiente para un microbús”, indico Rodríguez. La versión de Urederra- Javier Ruiz de Larramendi, propietario de la compañía de autobuses Urederra, defendió ayer a su chófer J.S., en los hechos (supuestos enfrentamientos) que denuncia Fernando Rodríguez. “Llegó el autobús y el chófer le dijo al señor que sin su permiso no le grabase. Que era la última vez que le grabase”, explicó Ruiz de Larramendi. “Nos quiere hacer dar la vuelta en Artavia, en medio de la carretera y con un autobús que dispone de 37 plazas y mide 10,80 metros de longitud”. Ruiz de Larramendi se posicionó del lado de su conductor hasta el punto de no hacer caso a la petición del vecino de Artavia de que le aparten de la línea durante el periodo de tiempo en el que se tramita la denuncia que ha presentado “¡Cómo voy a apartar a un chófer por que haya discutido con el padre de una niña!”, expuso el propietario de Urederra. “Lo haría si me dicen que ha tenido problemas más graves, o que ha ido borracho a trabajar”. Pese a todo, Javier Ruiz de Larramendi no se mostró cerrado del todo a que el autobús de su compañía recoja a la hija de Rodríguez en su casa. “Nos hicieron parar en la Granja para coger a la chica ecuatoriana. Al principio no parábamos, pero el padre de la chica adecentó el acceso y ahora lo podemos hacer”, declaró. “Si el señor acondiciona el espacio que hay cincuenta metros más arriba de su casa, no habrá ningún problema. Pero hasta que no lo hagan no puedo mandar al chófer que haga una maniobra en una carretera que tiene siete metros, y que aunque es comarcal tiene mucha circulación. ¿Qué pasará si en ese momento viene un camión?”. El conductor del autobús, al ser cuestionado por este periódico para que aportara su versión de los hechos, se remitió a la declaración del presidente de su compañía, Ruiz de Larramendi. Remontival pide el cambio de parada a Educación- El director del colegio Remontival, Antonio Marín, explica que en los seis años que lleva en el cargo no había ocurrido un caso similar. “Hasta cierto punto, es frecuente que se cambie el lugar de las paradas, puesto que éstas suelen hacerse en el punto que más convenga al conjunto de escolares que acuden desde una localidad. Sin embargo, normalmente logramos arreglar las cosas en el mismo centro. Nunca habíamos tenido que recurrir al departamento de Educación”, aseguró. Ante la petición de los padres de la niña de Artavia, el director del centro se dirigió a la compañía para solicitarle el cambio de parada. Sin embargo, la empresa adujo que era imposible realizar el giro en la zona conocida como Las Cocheras por motivos de seguridad. “Yo mismo me desplacé hasta Artavia para conocer las condiciones del terreno y tratar de encontrar una solución. Sin embargo, se trata de dos posiciones tan encontradas que no ha sido posible ponerlos de acuerdo”, añadió. Por ello, el centro decidió solicitar el cambio de la parada a Educación a instancias de los padres, un trámite que se inició el pasado día 10 de septiembre. Entre otras cosas, la decisión que adopte Educación dependerá del peritaje de la Policía Foral, que será el que determine si esa parada ofrece condiciones suficientes de seguridad. Marín, asegura que hasta ayer no se le había comunicado ninguna resolución en un sentido u otro”.

PELICULA “BAJO LAS ESTRELLAS”
El sábado, 8 de octubre de 2005, la página 30 se hacía eco del comienzo del rodaje de una película, bajo estos titulares: El rodaje de la película “Bajo las estrellas” se inició ayer en los alrededores de Estella. El primer largo de Félix Viscarret se grabará en la merindad hasta final de mes. Basada en la novela de Fernando Aramburu “El trompetista del Utopía” cuenta entre sus actores con Alberto San Juan y Enma Suárez. “…varias calles del casco viejo estellés y su cementerio, una carretera local entre Asarta y Nazar, un bar de Los Arcos, el colegio Mater Dei de Ayegui, una curva de la carretera a Urbasa cerca de Zudaire y una casa y un huerto de Artavia irán acogiendo hasta el día 29 de este mes las secuencias de una película que no se estrenará hasta 2006”.
Extras de Tierra Estella, participantes en la película "Bajo las estrellas"
TODA UNA VIDA DEDICADA A LA HOSTELERÍA
El domingo, 29 de enero de 2006, la página 35 de la edición Tierra Estella, insertaba un reportaje firmado por José de Astería que en titulares decía: El hostelero estellés Gregorio Echarri pone fin a 50 años de oficio. El barman natural de Artavia se jubila y deja las riendas del bar Maracaibo. Recorrió parte de la geografía española y trabajó en locales emblemáticos de Estella como el Oasis o Naxos. “Después de 50 años de actividad incesante en la hostelería, el barman estellés Gregorio Echarri Galdeano, a punto de cumplir 65 años, acaba de dejar por jubilación las riendas del bar Maracaibo de la plaza de los Fueros, uno de los establecimientos recurrentes de su vida profesional. Echarri nació el 28 de mayo de 1941 en Artavia (Valle de Allín) y sin cumplir quince años entró a trabajar en el antiguo bar Oriente de Estella, donde estuvo un año y medio antes de salir a Zaragoza para trabajar en el bar Urbasa. Tres años y medio después del estellés Ramón Ros le reclamó para la nueva etapa del Oriente, que pasaría a llamarse Maracaibo y que se reinauguró el 30 de julio de 1962. Después de terminar la mili en 1964, Goyo Echarri inició una etapa de trabajo por toda la zona norte, empezando por el hotel Roca de Lérida, una cafetería de Barcelona y la marisquería Biarritz de Bilbao. Con 26 años vuelve otra vez al Maracaibo, donde conoció a Blanca Esther Ros Mañeru, con la que se casó el 3 de julio de 1967 y con la que tendría cuatro hijos. Durante un tiempo alternó su trabajo en Salvat con el de los fines de semana en las discotecas Oasis y Trovador. Entre 1975 y 1985 dejó Salvat y se puso al frente de la discoteca Naxos. Después volvió al Maracaibo hasta su jubilación. “He llevado el bar con mi familia. Aunque la hostelería ha sido la actividad de mi vida, al final tenía ganas de descansar”, explica Echarri, que añora los viejos tiempos. “Antes el público era mucho más selecto y había más respeto, aunque los fines de semana eran más intensos”, dice.

INVERNADEROS DE TOMATE El viernes, 17 de julio de 2009, la página 30 incluía un artículo de M. Martínez de Eulate que en titulares decía: Tierra Estella aglutina la mitad de las explotaciones de cultivos hidropónicos. Según datos del ITG, Tierra Estella cuenta con 6 de los 12 invernaderos de este tipo registrados en la Comunidad Foral. Oteiza ha sido la última localidad en sumarse a esta técnica que no utiliza la tierra, sino agua con nutrientes y materia inerte. “…La pionera fue Carolina Irigoyen Azpilicueta con la puesta en marcha de un invernadero de estas características en Artavia en el 2000. Lo hizo dos años más tarde de que el IGT creara una finca experimental en Sartaguda. Tras ella, se han sucedido otros en Los Arcos, Lodosa y Sartaguda (donde existen dos explotaciones). En todos ellos el producto a recolectar es el tomate, el más rentable hoy en día, según indicó Juan del Castillo García, responsable del Área de Invernaderos del ITG Agrícola. “Es el que tiene más mercado. La hidroponía produce un tomate muy diferenciado: con mucho sabor y de calibre grande. Hay bastante gente interesada en esta técnica. También existen explotaciones de flor cortada (Sartaguda), pero el cultivo fundamental es el tomate”, dijo. La calidad es tal que algunas de las explotaciones han conseguido incluir su producto bajo la denominación Reyno Gourmet…”

COTEXA LA EMPRESA MATRIZ DE OTRAS TEXTILES El domingo, 15 de noviembre de 2009, las páginas 32 y 33 se ocupaban con un amplio reportaje sobre la evolución del sector textil en Tierra Estella firmado por R. Aramendía y cuyo principal titular decía: Casi 50 años de confección pasan su última página en la merindad. Cotexa de Artavia abrió brecha en el sector. El pueblo se volcó en la apertura de esta planta que llegó a 110 empleados, la mayoría mujeres. La actividad surgió con la instalación de Cotexa en Artavia y ha llegado a contar con unos 15 talleres. Aunque el sector textil mantiene empresas como Taicolor o Egatex, la elaboración de prendas se ha deslocalizado. “La madeja de la industria textil de la merindad tiene su origen en la empresa Cotexa de Artavia. Prácticamente todos cuantos tejieron después los hilos de esta historia tuvieron de una forma u otra relación con ella. La creación de Cotexa fue un hecho inusual en una localidad tan pequeña, 110 habitantes en la actualidad, el mismo número de empleados que llegó a tener en su época dorada. Promovida por los sacerdotes del entorno, su fundación fue obra del industrial catalán José Campos, cuya esposa era oriunda de Eulz. La familia tenía negocios textiles y desde Artavia se buscó su ayuda para conseguir los pedidos. Tres chicas de la zona se trasladaron a Tarrasa para aprender el oficio y dirigir la puesta en marcha del nuevo taller. Visi Albéniz Gil, Rosi Aramendía y Mari Carmen Albéniz Zudaire pasaron cuatro meses en Tarrasa. “Era el año que murió Kennedy. Todavía estábamos allí. Poco después volvimos para arrancar Artavia”, recuerda Visi Albéniz, de 62 años, que empezó con 16. En 1963, diez chicas empezaron a coser con sus máquinas en la casa parroquial. Los pedidos no paraban de crecer, por lo que se decidió la construcción de la fábrica, el mismo edificio en que hoy está Taicolor. La inversión fue obra del esfuerzo de todo el pueblo, desde vecinos que cedieron los terrenos hasta otros que proporcionaron avales con la promesa de un futuro pago que nunca se materializó. Empleo para todo el pueblo- Pero encargos no faltaban “Trabajábamos mucho, hasta 16 horas diarias, y por eso ganábamos bien. De hecho, se sacaba trabajo fuera para vecinas que cosían en casa y conseguían un sobresueldo”. Vestidos, combinaciones, batas y camisones salían de las máquinas de Cotexa, que alcanzó su pico de producción entre 1965 y 1967 y llegó a emplear hasta 110 personas, casi todas del entorno, de los valles de Metauten, Allín y Améscoa. Visi Albéniz ayudó también en la creación de otros talleres promovidos por Campos en la cercana Santa Cruz de Campezo y en la más distante Trujillo (Badajoz). Pero comenzaron los problemas. “Había una deuda de 25 millones de pesetas de entonces, que durante mucho tiempo contribuimos a ir pagando con parte de nuestro trabajo. Fue una época muy difícil, en la que pasó mucha gente por la administración, sin que se viese clara una salida. Llegó un momento en que casi no ganábamos nada y decidimos plantarnos, entre el año 1968 y 1969”, comenta Albéniz. Todos aquellos avatares fueron un trago amargo para los vecinos, que llegaron incluso a buscar la intercesión del político Pío Cabanillas, que tenía una casa de verano en la cercana Baríndano. “Nos recibió, pero tampoco conseguimos mucho, porque nos dijo que los que mejor nos podían ayudar eran nuestros abogados”, recuerda esta protagonista, que después seguiría durante años trabajando para Egatex. Tras el “plante” de las empleadas, la fábrica de Cotexa, se convirtió en un almacén temporalmente hasta que otro industrial catalán, Juan Salvi retomó el negocio textil introduciendo la estampación. Fue un paso intermedio hasta que la compró la familia propietaria de Taicolor, que sigue la actividad con el tintado de telas, que emplea a unas 70 personas, ahora en su mayoría hombres. “Al final, de alguna manera los sinsabores que se pasaron en aquella época merecieron la pena. Ha sido una fábrica muy importante para un pueblo en el que prácticamente no había paro gracias a ella”, valora Albéniz”

1 comentario:

  1. Deberías contar el caso de D.Arturo y el sufrimiento de las familias ante un posible embargo de sus propiedades ya que eran cooperativistas y creo que debían de responsabilizarse de la deuda contraída .Que bien se lo pasaba el de la sotana con el dinero de la gente del pueblo.

    ResponderEliminar