Follow by Email

lunes, 6 de junio de 2011

SUCESOS y NOTICIAS aparecidas en el periódico "DIARIO DE NAVARRA" relativas al entorno, Página 2


TERMITAS El domingo, 8 de marzo de 1981, en la página 29 se decía que…” la Comisión Delegada de la Diputación Foral había aprobado aplicar, en la madera de la iglesia parroquial de Artavia, un tratamiento químico para combatir la plaga de termes que afectaba a la misma.


FIESTAS DE ARTAVIA El martes, 6 de septiembre de 1983, la página 11, en la sección Merindades, incluía la siguiente noticia: “Artavia. Tomás Suescun y Marichu Zudaire fueron primeros en el campeonato de mus. La localidad de Artavia celebró el domingo la romería a la ermita de San Blas a las doce del mediodía como es tradicional. Después de la misa los participantes, la práctica totalidad de los habitantes del pueblo, bajan parando a picar y a beber algo en las casas donde les ofrecen el aperitivo. Tomás Suescun y Marichu Zudaire se proclamaron esa madrugada vencedores del campeonato de mus de Artavia en el que han participado más de treinta parejas. En el de brisca, donde han sido la mitad los que se han animado a competir, Cristina y Lola fueron las primeras clasificadas”

GRANJA PORCINA El jueves, 22 de septiembre de 1983, en la página 26, uno de sus artículos de la sección “Diario de la Agricultura y Ganadería”, decía: Titulares: Una experiencia de agricultura de grupo en el Valle de Allín. Cuatro agricultores juntaron sus tierras y han montado una granja porcina. Desde hace cinco años. Texto: “En octubre de 1978 cuatro agricultores del Valle de Allín (Tierra Estella) comenzaban la tarea de poner sus explotaciones en común. Desde fuera, para muchos, aquello era una aventura. Hoy, cinco años después, la experiencia es una realidad. David Ganuza, 38 años, de Artavia; Carlos Balanzategui, 45 años, de Larrión; Daniel Sainz San Martín, 39 años, de Amillano; y Rodolfo Zudaire, 49 años, de Galdeano. Cada uno por su propio camino había llegado a la conclusión de que sus explotaciones particulares poco más podían dar de sí “Nuestra historia -dicen- nació fundamentalmente de la necesidad. En el campo, en estos pueblos, cuando llegó la industrialización, nos quedamos los que más o menos podíamos vivir, los que teníamos algo más de tierra. Pero esa dimensión de explotación, que hace quince o veinte años era suficiente para vivir, últimamente ya no nos daba. Y tampoco era posible entonces buscar un puesto en la industria. La única salida para poder vivir era juntarnos y emprender un nuevo rumbo”. Los cuatro agricultores, conscientes de su problema de supervivencia, contactaron entre sí animados al principio por una vaga de idea de cuál podría ser el futuro. “Como nosotros estaba la mayoría de los agricultores de esta zona. Recorrimos todo el Valle para ver si se animaba algún otro porque pensábamos que el número ideal era entre cinco y siete. No hubo manera de convencer a nadie más y nos lanzamos los cuatro solos. Hoy nos damos cuenta de que siete hubiéramos sido demasiados y que el número de cuatro es bueno”. Todo en común. Cuando uno de los cuatro agricultores tenía en su explotación particular entre las 100 y las 200 robadas de tierra en propiedad dedicadas al cultivo del cereal, más otras que llevaban en renta. Además tres de ellos contaban con pequeñas explotaciones de porcino que les producían unos ingresos suplementarios. Claro está que para cultivar las tierras cada uno de ellos disponía de su tractor –algunos dos- con todo el “hierro” como llaman ellos a los aperos, correspondiente. “Nosotros hoy tenemos unos Estatutos. Pero en aquellos momentos más importante que pensar en los Estatutos era comenzar a trabajar, seguir en la iniciativa. Así que llegamos al acuerdo de aportar cada uno las tierras que tenía en propiedad a la sociedad. También aportamos la maquinaria y las tierras que llevábamos en renta”. Las 500 robadas que juntaron entre los cuatro pasaron en ese momento a producir para todos. La sociedad pagaba a cada uno una renta por las robadas aportadas y los gastos y los beneficios de la explotación se repartieron, ya a partir de la cosecha de 1979, a partes iguales. Los seis tractores iniciales con sus correspondientes remolques y aperos fueron liquidados y sustituidos por dos que a partir de aquella fecha son los que realizan todo el trabajo. “El dinero que obtuvimos de la venta de la maquinaria sobrante fue el primero de que dispusimos para hacer nuevas cosas”. Poner en común las 500 robadas que tenían en propiedad más las otras 500 de renta significaba una concentración de trabajo. Pero también significaba que las tierras las podía llevar tranquilamente una persona con lo que los otros tres estaban en paro. Otro estilo de vida. “Efectivamente, nuestra idea no era sólo la de poner las tierras en común porque eso no hubiera arreglado nada, sino en todo caso empeoraba las cosas. Se trataba de emprender en común nuevas iniciativas a las que uno sólo no puede llegar”. La iniciativa fue poner en marcha una granja porcina. En abril de 1979 comenzaron las obras de la granja. La primera nave estaba terminada para agosto y allí se metieron las 150 primeras cerdas que constituían la base de la explotación. Desde aquella fecha hasta hoy la granja va ampliándose. A la primera nave siguió otra, destinándose esta segunda a las salas de parto y precebo con lo que la primera se dedicó íntegramente a gestación. Luego una nave almacén que todavía tienen sin terminar y para “cuando el dinero llegue” está previsto construir otra nave de cebo de cerdos para cubrir todo el ciclo del porcino. Son cuatro años de obras en las que todo absolutamente ha sido hecho por ellos. “A nosotros nos dieron los planos y, trabajando desde el amanecer al anochecer, nos hemos levantado la granja. Aquí solo ha entrado un albañil en estos cuatro años. Y solo durante dos meses porque no llegábamos y teníamos que meter animales. Las conducciones de agua, de luz, la fosa, la instalación ganadera interior, todo nos lo hemos hecho nosotros. Si hubiésemos tenido que pagar para hacerlo nunca hubiéramos llegado a tener dinero suficiente”. En la distribución del trabajo tratan de aplicar un sistema racional y “aunque todos hacemos de todo”, según dicen ellos, cada uno tiene bastante delimitadas sus ocupaciones. Uno de ellos se dedica fundamentalmente del campo y ayuda en la granja cuando en épocas en que no son necesarias las labores agrícolas. Otro de ellos se encarga en general del mantenimiento de la granja, de arreglar todo cuanto se estropea, de ir mejorando poco a poco las instalaciones. Los otros dos llevan el manejo de los animales. “Sobre todo” cuentan ellos “lo que más apreciamos es el nuevo estilo de vida que nos ha proporcionado este sistema de trabajo en común. Porque tenemos por ejemplo domingos libres, cosa que antes, con nuestras cuatro cerdas en casa, no ocurría. Y porque hasta podemos irnos, turnándonos, un mes de vacaciones. Todo este planteamiento tiene sin duda mayores riesgos, mayores responsabilidades, pero tiene también mayor libertad”. Y tiene también, lo que es más importante, la capacidad de asegurar una renta agraria que, hasta el momento de la unión, veían disminuir día a día. Ellos no hablan ni de beneficios ni de sueldos “Nos retiramos lo justo para vivir”, dicen. Y en cuanto a los beneficios “todavía no es momento de plantear así las cosas porque todo cuanto ganamos lo invertimos en la explotación. Esto está comenzando a andar y hay muchas cosas por pagar”. En el diálogo está el secreto. En estos cinco años señalan que todo ha ido sobre ruedas y que no se han presentado problemas entre los cuatro. Quizá, en un principio, hasta ellos tuvieron sus temores de que la cosa podría no funcionar. Pero la experiencia no ha hecho sino reafirmar el sentido favorable al trabajo en grupo “El problema de otras agrupaciones de agricultores que han fracasado pensamos que puede estar en que la gente no habla las cosas, en que falta diálogo. Hablando siempre se llega a un entendimiento. Nosotros cuando tenemos diferencias de criterio es la mayoría quien decide”.
Continuaba con otro artículo que decía: La granja de Artavia, pionera en productividad. Con 24 lechones por cerda y año. “La experiencia de cinco años de trabajo en común, llevando adelante un nuevo planteamiento y concepción del futuro de la agricultura, es ya un hecho importante que distingue a los cuatro agricultores del Valle de Allín. Pero hay un dato más que habla a favor de la singularidad de esta experiencia. Porque la granja porcina que han montado y que siguen desarrollando en estos momentos, es la que ofrece más altos índices de productividad de cuantas existen en Navarra y probablemente, a falta de datos estadísticos precisos, de España. “¿Qué como lo hemos conseguido? Pues dejando el “kilo”, haciendo un gran esfuerzo de trabajo y de buena gestión”, dicen cuando se les pregunta por el secreto del éxito. La granja tiene en estos momentos capacidad para unas 380 cerdas en gestación, con sus correspondientes instalaciones para partos y precebo. No obstante calculan que a fin de año, llenarán la totalidad de las plazas ya que el número de cerdas con que hoy cuentan es de unas 300. Para ello se ha necesitado hacer una fuerte inversión contando con ayudas de la Administración Foral. “No sabemos cómo podríamos valorar hoy la granja teniendo en cuenta que toda la construcción la hemos puesto nosotros y que la mano de obra es el capítulo más importante”. No obstante podemos señalar que las estimaciones técnicas que se realizan sobre el coste de una instalación de recría de porcino rondan las 100.000 pesetas por ceda alojada, con lo que el valor de esta granja podría estar en estos momentos en unos 35 millones de pesetas, más el valor del ganado. Record de producción. Según los controles realizados por el Instituto Técnico y de Gestión del Porcino la productividad de la granja, que está situada en el término de Artavia, es de 24 lechones por cerda en producción y año, en el período de enero a agosto de este año. La media de las explotaciones asociadas al ITG en Navarra es de 20 lechones y una media inferior obtiene el resto de las explotaciones de porcino navarras. “Para nosotros lo fundamental es el manejo y el control exacto de las cubriciones. En este sentido –comentan- nos parece muy importante el trabajo que desarrolla el ITG. No obstante, creemos que necesitaría tener más personal para llevar un seguimiento más directo de cada explotación. Por eso, aparte del ITG nosotros tenemos un veterinario que nos atiende todos los problemas clínicos que se nos plantean”. La importancia económica de las medias de producción viene demostrada con una sencilla operación. Una producción media de 20 lechones por cerda en producción y año significa, para 300 cerdas, a 4.700 pesetas el lechón (19 kilos) unos ingresos brutos de 28.200.000 pesetas. Si la producción se eleva a 24 los ingresos son del orden de 33.840.000 pesetas, es decir, 5.640.000 pesetas más al año con los mismos medios de producción”.

COGIDO POR UNA VAQUILLA El martes, 6 de agosto de 1985, la página 26, G.S.C. informaba en titulares: Un joven de Artavia, hospitalizado tras cogerle una vaquilla en la plaza de toros. Jorge Zudaire Larrión, de 15 años, no resultó corneado pero sufre traumatismo y permanece en observación. Fue cogido en la suelta de vaquillas después del encierro, en el que no hubo heridos. “El joven de 15 años Jorge Zudaire Larrión, natural y vecino de Artavia, tuvo que ser ingresado ayer en el Servicio de Urgencias del Hospital de Navarra, a causa del fuerte golpe recibido por una vaquilla en la plaza de toros de Estella. Su estado era por la tarde estacionario y se encontraba en observación. La madre de Jorge Zudaire manifestó que su hijo fue cogido en las piernas por una vaquilla, aunque no resultó corneado, sino con traumatismo. La cogida se produjo en la suelta de vaquillas tras el encierro celebrado a las 9 de la mañana, que se corrió en algo más de tres minutos. Jorge Zudaire, junto con otros dos lesionados en el encierrillo, fue el único herido”.

RESULTADOS Y CLASIFICACIONES


El jueves, 20 de febrero de 1986 en su página 44 dedicada a los deportes informaba de que “Los equipos del CAN Clave, Sport Jordana, La Guipuzcoana y Bar Zaldu Artavia encabezan los cuatro grupos de la “Primera Copa de Primavera” de Estella, tras disputarse el pasado fin de semana la tercera jornada con estos resultados: Bar Zaldu Artavia, 5; Tío Vivo Solanés, 3. En el Primer Grupo: Bar Jalisco Artavia, 3; Silbidico un Hippie 7. El Bar Jalisco Artavia figuraba el último de la clasificación de su grupo con 0 puntos.


PÉRDIDA DE SUBVENCIÓN El domingo, 28 de diciembre de 1986, la página 19 informaba de: Se declaran extinguidas diversas subvenciones a entes locales para obras de inversión.”… Concejo de Artavia (Allín): se determina la pérdida de las subvenciones por importe de 2.387.396 pesetas, de las que 2.065.810 pesetas habían sido concedidas para obras de pavimentación y 321.586 pesetas, para la ampliación del recinto del cementerio”.

DEFUNCIÓN
El  26 de enero de 1988 y a los 19 años de edad falleció, víctima de un desgraciado incidente, el vecino de Artavia: Cristian Murugarren Carranza.

MINUTO DE SILENCIO El martes, 2 de febrero de 1988, en la página 31, Tierra Estella y referente al campeonato de futbito, incluía una pequeña reseña que decía “…Cabe señalar que en el encuentro celebrado en la mañana del domingo entre Ondalán y Bar Jalisco, jugadores, árbitro y público guardaron un minuto de silencio por el joven vecino de Artavia y jugador del Bar Jalisco, Cristian Murugarren, encontrado muerto la pasada semana. Resultado: Bar Jalisco, 5; Ondalán, 7”.

VENCEDORES DEL CAMPEONATO DE MUS El martes, 15 de marzo de 1988, la página 33 de Navarra/Tierra Estella, publicaba una foto y un reportaje sobre un campeonato de mus, que decía lo siguiente: Vidaurre y Bordonabe, de Ayegui, vencedores del “II Campeonato Comarcal Florida” de mus. “La pareja de Ayegui formada por Juan Andrés Vidaurre y José Miguel Bordonabe se impuso la pasada semana en el “II Campeonato Comarcal Florida” de mus en Estella, al vencer en la final por 7 a 3 a la pareja de Artavia, Juan Carlos Maestresalas y Salinas”.

COMPRA DE VINO El lunes, 23 de enero de 1989, la página 48 en la sección HACE CIEN AÑOS, recordaba, entre otros, el siguiente: “El vinatero D.Wenceslao Echávarri, hermano de D.Victoriano, ambos naturales de Artavia y avecindados en Olazagutía, el día 13 del corriente, ajusto el primero por orden del segundo, 2.000 cántaros de vino viejo superior al precio de 3,25 reales cántaro, en la villa de Artajona; dicho riquísimo vino se está envasando estos días y la contabilidad de ello está conferida al reputado ex alcalde D.Pedro Madoz de dicha villa.

ZUMALACÁRREGUI POR NUESTRA ZONA

El martes, 14 de marzo de 1989 la página 40 incluía un artículo con el título de: FOLLETON 67 Vida y hechos de Don Tomás Zumalacárregui, Duque de la Victoria, Conde de Zumalacárregui; y Capitán General del Ejército de S.M. Don Carlos V, por el General del mismo Ejército D.J.A. ZARATIEGUI. Capítulo V “…En el momento ordenó formar su gente, y separando las ocho compañías de preferencia de los cuatro batallones, unió a éstas la de guías y se dirigió con las nueve hacia el puerto de Eraúl. Al resto de la fuerza lo mandó retirarse ostensiblemente por una dirección opuesta a la que llevaba con el objeto de llamar la atención a Oraá que venía siguiendo toda la canal de las Améscoas. Al llegar al puerto de Eraúl vio Zumalacárregui con su anteojo que permanecía todavía tranquilamente en Galdiano la fuerza Cristina de que le habían hablado; pero a poco tiempo como la tarde estuviese ya bastante adelantada empezó aquélla su ordinario movimiento para replegarse a Estella. Entonces trató de aprovecharse de las ventajas que le daba su posición. Desde el lugar de Galdiano a Estella hay poco más de hora y media: el camino después de pasar el río Amezcoa por el puente de Artavia o de Larrión, sigue por entre el río y una cordillera muy escarpada, que por tener su nacimiento en la sierra de Andía, se la debe reputar como uno de sus ramales o cabos. Este camino unas veces a causa de la dirección tortuosa del río, y otras de la aspereza de la base de la cordillera que lo rechaza; se estrecha bastante en varias partes. El paso más molesto o difícil, es el que los naturales del país denominan las peñas de San Fausto. Zumalacárregui protegido por la misma elevación de la cordillera, se vino por la cima con la precisa anticipación a colocarse en este sitio, y poniendo su gente en emboscada, esperó la llegada de la de Carandolet. Marchaba entre tanto la columna cristina hacia Estella con poca precaución, especialmente en su vanguardia: los jefes, en aquel abandono que produce la superioridad del número, y el apoyo próximo de un punto guarnecido: el soldado poco o nada fatigado, alegre y cantando; casi podría decirse que unos y otros experimentaban un placer en prolongar la marcha, como para disfrutar mejor lo apacible y hermoso de la hora en esta estación. Algunos pareciéndoles este género de vida demasiado monótono, manifestaban su descontento de no ver jamás a los facciosos ¡bien ajenos de que en aquel momento les estuviesen estos escuchando! Luego que con tan poca cautela se introdujo la vanguardia de Carandolet entre las peñas de San Fausto, los carlistas le hicieron a quemarropa una descarga. A esta señal otras fuerzas apostadas en lo más elevado de la cordillera cayeron sobre el flanco y retaguardia de los cristinos; con lo que los obligaron a precipitarse al río. Ahogáronse muchos en el paso, y los que pudieron salvarse con su caballería, así que llegaron a la orilla opuesta, huyeron en el mayor desorden. Zumalacárregui que no podía seguir el alcance por los muchos peligros que amenazaban su posición, recogió los despojos que quedaron en el campo y los prisioneros; subió la cordillera y se retiró con la toda diligencia de aquellos parajes. Oraá que habiendo sentido el fuego se dirigió con su gente a carrera hacia el sitio de la novedad, sólo llegó cuando ya todo estaba terminado, y no le quedó otra cosa que hacer, que el providenciar se diese tierra a los cadáveres. La vista de estos y lo repentino del caso se aseguró por algunos testigos oculares, que infundió en sus soldados una verdadera costernación. Las tropas de Carandolet habían hecho parte de las que invadieron el Portugal y persiguieron a Don Carlos; así no fue extraño encontrar entre sus equipajes, algunos objetos aunque de poco valor de los que pertenecieron a S.M. La clave de la correspondencia por cifras dada por el gobierno cristino a sus generales, fue encontrada también en esta ocasión, lo que sirvió a los carlistas para saber el contenido de los partes oficiales que se interceptaban. Los cristinos, sin duda, no sabían esta particularidad, porque de otro modo hubiesen cambiado la clave mucho más pronto que no lo verificaron. El botín que hicieron los soldados carlistas en las peñas de San Fausto, excedió a sus esperanzas; pues varios de ellos se encontraron con sumas considerables. Un regimiento perdió su caja, en la cual debían existir pasados de seis mil duros…”


PROSPECCIONES DE GAS METANO El miércoles, 22 de junio de 1994, la página 72 incluía un reportaje de María Puy Amo, que titulaba: Una compañía escocesa busca gas a orillas del río Urederra. Teredo Oilsd Limited realizará una prospección a 3 kilométros de profundidad en el término municipal de Artavia. “Una compañía escocesa, Teredo Oilsd Limited, realizará una prospección de 3.200 metros de profundidad para buscar una bolsa de gas a orillas del río Urederra, en el término municipal de Artavia, en la carretera Estella-Olazagutía. Un equipo de 20 personas trabaja en los sondeos que se iniciaron el pasado domingo y ayer se había descendido a 256 metros de profundidad. Se trata de la primera prospección de este tipo que la empresa, que abrió recientemente una sucursal en Madrid, lleva a cabo en España. Si da resultado, para lo que se cuenta con un 30% de posibilidades, podría plantearse la realización de otro pozo en Zubielqui. El paraje de Inzura en el que se lleva a cabo el proyecto, un campo de 6.000 metros cuadrados que se encuentra acordonado, ha cambiado por completo su fisonomía habitual. La orilla del Urederra acoge una maquinaria de avanzada tecnología, cuyo elemento más característico es la plataforma sobre la que se alza una torre de casi 50 metros de altura. El terreno alberga todos los adelantos técnicos necesarios para sondear en busca de una bolsa de gas metano. De lograr el objetivo, y en el mejor de los casos, con una producción fuerte, podría llevarse al gasoducto de Estella. Otra de las opciones pasa por montar un sistema de turbina para generar electricidad. Finalmente, si no se da con la bolsa de gas esperada, el emplazamiento volvería a dejarse en su estado anterior. Así, el pozo se cerraría herméticamente, colocando de nuevo la tierra y con la posibilidad de replantar los árboles talados. Por otra parte, cabe destacar que la perforación está estipulada en 70 días, aunque antes se espera obtener indicios de lo que se puede encontrar. Una pureza del 98,2%- La compañía tras obtener la licencia de obras del concejo de Artavia, inició el proyecto el pasado 18 de abril, finalizó la obra civil el 4 de junio y el 14 se comenzó con el montaje del equipo de perforación, transportado hasta el lugar por 34 camiones de empresas de distintas provincias. Los trabajos se realizan de forma ininterrumpida las 24 horas del día, sin parar en ningún momento de la semana. El supervisor de la obra, Ernesto Pozas, especialista en sondeos de petróleo, explicaba que la prospección se lleva a cabo tras un estudio elaborado por la propia compañía. Junto a él, trabaja el ingeniero de minas, Eugenio Valdegrama. Pozas aludió al elevado coste de los trabajos, aunque prefirió no revelar la cuantía de la inversión. “La bolsa puede tener gas metano con una pureza de 98,2%. Pero el problema radica también en las características que tenga el terreno, porque sin se encuentra gas pero la tierra no es porosa ni permeable no podrá existir filtración. En estos casos siempre te la juegas, puesto que de 10 pozos que se hacen solo uno es rentable. De momento aquí contamos con un 30% de posibilidades de encontrar gas, aunque puede salir algo de petróleo”, afirmaba. Asimismo, aludió a las prospecciones que en 1980 una empresa alemana, CIEPSA, llevó a cabo en el Valle de Allín. En aquella ocasión se excavó hasta los 1.300 metros, pero el objetivo no se cubrió al obtener una pequeña cantidad de gas. Teredo es la empresa operadora que ha contratado a distintas compañías de servicios, entre las que se encuentra la constructora burgalesa COPSA. Las instalaciones albergan un equipo para perforar con aire, evitando así los vertidos de lodo al río; un grupo de geólogos, que recoge las muestras analizándolas cada 5 metros; ingenieros de lodos; un equipo para radiografiar cada centímetro de terreno, etc. Seguridad medioambiental- Ernesto Pozas aseguró que la preocupación con el medio ambiente y la intención de no alterar el entorno que rodea el pozo es uno de los compromisos fundamentales de su compañía. En este sentido, destacó que las perforaciones se llevan a cabo con aire para evitar que haya filtraciones al río Urederra. Los ripios o residuos que se extraen de las excavaciones se llevan al vertedero de Estella. A este respecto, cabe señalar que el informe de impacto ambiental cuenta con el visto bueno del Gobierno de Navarra. Pozas se refirió también a las medidas de seguridad, calificándolas como de gran importancia. “El terreno se encuentra vallado para que nadie pueda entrar, pero dejaremos que lo visite la gente del pueblo tomando las debidas precauciones. Todo está totalmente controlado, los cascos y las botas son necesarias y está prohibido tomar cualquier tipo de bebida con alcohol mientras se trabaja. Además, existen sistemas electrónicos, hay responsables que están aquí las 24 horas del día y ante un problema se para hasta que el equipo lo discute y soluciona”. Por último, añadir que la mayor parte de las prospecciones de Teredo Oilsd Limited han tenido lugar en Inglaterra, donde tienen la base operativa. Navarra es la primera provincia española en la que realizan perforaciones como operadores, algo que podría repetirse próximamente en otros dos lugares del norte y del sur del país.

CONTINÚAN LOS TRABAJOS DE PROSPECCIÓN DE GAS El miércoles, 7 de septiembre de 1994, un artículo de María Puy Amo, en la página 31, decía en titulares: Las pruebas en la prospección de gas de Artavia se realizarán dentro de unas semanas. El pozo se tapará hasta hacer las comprobaciones definitivas sobre su rentabilidad. “Las pruebas definitivas sobre la rentabilidad de la prospección de gas de Artavia, realizada por la compañía escocesa Teredo Oilsd Limited en las orillas del Urederra, se realizarán dentro de varias semanas, una vez obtenido el permiso del Ministerio de Industria. La compañía finalizó las prospecciones, de algo más de 3.000 metros de profundidad, la pasada semana y desde el sábado se han llevado a cabo algunos intentos de comprobación. Ahora el pozo se tapará a la espera de que, en el plazo de un mes o mes y medio, llegue el permiso para realizar las pruebas necesarias, que determinarán si la explotación del gas es o no rentable. En los próximos días, el equipo de prospección colocará un encamisado o tubo de revestimiento de 7 pulgadas para proteger el pozo, que se sellará por motivos de seguridad hasta el reinicio de las comprobaciones. Los intentos realizados se encontraron con que las piezas metálicas utilizadas no se adherían a las paredes del pozo. La anchura alcanzada en algunos tramos no dejó que las gomas sellasen bien. Ernesto Pozas, especialista en sondeos de petróleo y supervisor de la obra, explicaba que ya este viernes se marcharán algunos de los equipos de servicios. Por otra parte, la torre de 50 metros de altura que se eleva sobre una plataforma será sustituida por otra más pequeña. Pozas destacó que en caso de que las pruebas no sean positivas y la explotación no se lleve a cabo, “nos iremos dejando la zona tal y como estaba antes de que comenzásemos a trabajar aquí”. “… la transformación experimentada por este paraje de la orilla del Urederra ha despertado la curiosidad de numerosos vecinos de Artavia y de los pueblos cercanos. La cantidad de personas que se acercaban al lugar llevó a establecer un horario, de 11 a 12 los domingos, para ver la maquinaria y recibir explicaciones sobre lo que se estaba realizando de los miembros del equipo de sondeos”.

LA EXPLOTACIÓN DE GAS NO RESULTA RENTABLE El jueves, 10 de noviembre de 1994, en la página 49, María Puy Amo incluía un artículo que en titulares, se podía leer: La explotación de la bolsa de gas de Artavia no es rentable. La compañía escocesa que ha realizado la prospección abandonará el lugar tras los resultados negativos de las pruebas. “La explotación de la bolsa de gas metano del paraje de Inzura, a orillas del río Urederra, no es rentable. Así lo han determinado las pruebas definitivas que Teredo Oilsd Limited, la compañía escocesa que ha llevado a cabo la explotación, realizó el pasado martes día 8. La multinacional abandonará en breve el paraje perteneciente al término municipal de Artavia en el que ha trabajo desde el pasado mes de Abril. Ernesto Pozas, especialista en sondeos de petróleo y supervisor de la prospección, afirmó ayer que se había sufrido una decepción ya que “los indicios que teníamos hablaban de una pequeña cantidad de gas”. Añadió como, tras la prueba con explosivos realizada durante el amanecer del martes, “los resultados encontrados no son aceptables para nosotros. El poco gas que hay no interesa porque cuesta más su producción que el propio producto”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario